Pueblos Indígenas de Colombia y la industria turística dentro de los territorios

No hay que ser experto en materia de las políticas económicas y de relaciones internacionales o un politólogo para comprender que la globalización es una realidad que los mismos pueblos indigenas de Colombia lo están viviendo.

Desde la llegada del imperio española allá en 1492 hasta la actualidad, todas las culturas indigenas, de alguna u otra manera se las han arreglado para conservar sus usos y costumbres en medio de aquella globalización que a lo largo de tiempo, muchos se han ido desapareciendo poco a poco,ya sea por aculturación, la imposición de las religiones y presión estatal con una educacion fomentada en la lengua castellana o el conflicto interno de Colombia, ajena a los intereses de aquellos pueblos.

Ciudad Perdida, Ciudad Sagrada de los pueblos indígenas de la Sierra Nevada de Santa Marta

 

En la actualidad Colombia es líder en America Latina en materia de derechos para los pueblos indigenas dentro de sus territorios, esto a partir la nueva constitución de 1991 donde
“El Estado reconoce y protege la diversidad étnica y cultural de la Nación colombiana”. Art. 7. Constitución de 1991. Pero hay que admitir que mucho de estos derechos se encuentran en el papel y no en la vida cotidiana, por lo que para muchos ha sido una constitución en papel y que esta realidad hace parte del abandono histórico del Estado a los pueblos indigenas desde los tiempos inmemorables. Si bien, en la constitución colombiana de 1886, a los pueblos indigenas de Colombia estaba delegada a las iglesias para que fueran sometidas a una educación civilizadora y ello implicaba al adoctrinamiento dejando de un lado las practicas milenarias, en la nueva constitución cambia un poco esta realidad, pero aun así hay muchas que mejorar.

Turismo Sostenible

Ahora con la realidad inmediata con el que se enfrentan los pueblos indigenas de Colombia es con la industria del turismo, donde grandes multinacionales han acaparado sitios que para estos pueblos indigenas les han pertenecido históricamente, pero que ahora por intereses económicas no locales, el mismo Estado les ha permitido y cedido sitios atractivos dentro de estos territorios que por medios de concesiones se han permitido estos procesos. Por otro lado,  los pueblos indigenas de Colombia posee mas del 30% del territorio nacional en el que el mismo Estado les reconoce estos territorios como una construcción comunitaria he histórica a través del Ministerio del Interior.

Es por ello que hay que prestarle mucha atención la Firma de Paz entre el Gobierno colombiano y las guerrillas FARC, ya que es una imagen favorable puede tener el pais y la sociedad colombiana, que posteriormente generaría mayor incremento de visitantes extrangeros al pais, ademas hay que tener en cuenta las políticas interna que en la actualidad están manejando. El gobierno Nacional y encabezado por el Presidente Juan Manuel Santos han apostado al turismo como uno de los motores que mueven a la economía nacional, es por ello que  se han llevado a cabo las promociones intensas fuera del pais donde se expone la gran riqueza natural y cultural que posee Colombia.

No es para más, sin duda Colombia tiene muchas de las riquezas que en ninguna otra parte del mundo se puede encontrar, solo en este pedazo del planeta tenemos mayor diversidad de aves, de ranas, también una de las culturas indigenas milenarias y autóctonas, también los mejores paisajes, historias y nevados, los dos océanos, el Atlantico y el Pacifico junto a las playas. Pero como mencionábamos, también esos lugares tiene mucho que ver con los territorios que aun le pertenecen a alguna comunidad indígena de la zona, desde Amazonas, hasta La Sierra Nevada de Santa Marta y la Guajira. Es de gran importancia en que a medida que se crean estos tipos de políticas puedan ser tenidas en cuenta en la mesa del Plan del Turismo Nacional a los líderes de los pueblos indigenas que mayormente van a ser impactados por el turismo, poner sobre la mesa el desarrollo la economía local de estos pueblos.

comunidades indigenas gestoras de turismo

Si bien, la Industria Petrolera y la actividad extractivista genera una cantidad de contaminación aberrante, donde como un veneno tóxico que, en donde llegaba, mataba todo ser viviente y el orden natural del ecosistema local, olvidando que precisamente esas cosas son los que nos hace ricos y únicos en el mundo, pero que también en muchos casos donde se realizaban estas actividades son de algún pueblo indígena que la misma Constitución del 1991 protege. Todo indica que aunque hay leyes a favores, todo queda en el papel y es por ello que se debe tener en cuenta a los pueblos indigenas en el plan nacional del turismo que se plantea en cada gobierno.

Por otro lado, esta industria sin chimenea obviamente hasta es mas aceptable que la industria petrolera que han atentado con la madre tierra que, como mencionan los mamos de la Sierra Nevada de Santa Marta, “hasta la naturaleza puede existir sin nosotros, pero nosotros sin ella es la muerte”, por lo que hay que plantear un plan que involucre a todas las parte en el marco de la protección de la diversidad étnica y cultural que tiene Colombia como parte de su riqueza inmaterial.

Comentarios

Deja un comentario